Car SOS restaura uno de los clásicos británicos más vendidos gracias a Artec Space Spider

El reto: Recrear en muy poco tiempo un componente raro de un coche clásico que ya no se fabrica para que se adapte al interior del coche como si fuera la pieza original.

La solución: Artec Space Spider, Artec Studio, Autodesk Fusion 360, GrabCAD Print, Impresora Stratasys Fortus 400mc 3D

El resultado: En menos de una hora, se obtuvo un escaneo en 3D a tamaño real y nítido de la consola central y se preparó para la impresión en 3D, para devolver al coche la gloria de antaño.

Los presentadores de Car SOS TV (a la izquierda y en el centro) y el afortunado propietario del restaurado Ford Cortina Mark III tras la presentación (Foto: https://www.leicestermercury.co.uk/)

Conociendo a Bobby

Cuando Bobby Singh, historiador y escritor sij de 54 años, compró su Ford Cortina Mark III XL en 1999, no pensaba que tardaría mucho en volver a salir a la carretera con este coche clásico británico de los años 70.

Pero sus planes se interrumpieron en 2002, cuando Bobby, que entonces tenía treinta y tantos años, sufrió un derrame cerebral. Poco después, en 2008, el negocio familiar se hundió y a Bobby se le diagnosticó una enfermedad cardíaca. A lo largo de esta demoledora cadena de acontecimientos, la familia de Bobby lo perdió todo. Más tarde, en 2018, llegaron más malas noticias: los médicos le descubrieron un tumor benigno en el cerebro.

Durante más de 20 años, su Mark III estuvo guardado en el garaje de la casa familiar en Syston, una localidad de East Midlands (Inglaterra). El coche, que en su día fue excepcional, había sufrido visiblemente el paso del tiempo y se había llenado de corrosión, podredumbre y polvo.

La llamada a Car SOS

Hasta que un día, su mujer Harvinder y su hijo Aman decidieron resucitar el viejo sueño automovilístico de Bobby. ¿Y qué hace la gente en el Reino Unido cuando necesita rescatar el clásico de su amigo o familiar? Así es: llaman a Car SOS, un programa de televisión británico de coches que se emite en National Geographic y que muestra restauraciones de coches clásicos realizadas en secreto para propietarios con problemas. El programa está dirigido por dos presentadores, el loco por los coches Tim Shaw y el maestro de la mecánica Fuzz Townshend, que junto con su equipo de técnicos de automoción devuelven a la vida viejos clásicos.

Conmovidos por la historia que compartían Harvinder y Aman, Tim y Fuzz acudieron a ayudar de inmediato. No tardaron en reunirse con Harvinder y Aman, y en recoger el Mark III de Bobby para restaurarlo a fondo, con la intención de darle a Bobby el impulso que tanto necesitaba.

Los presentadores de Car SOS conocen a la familia de Bobby y al coche. (Foto: National Geographic)

Aunque a primera vista el coche parecía estar en un estado bastante decente, el equipo del mítico taller Car SOS de Birmingham llevó a cabo una revisión exhaustiva seguida de su desmontaje, lo que desveló que el Ford Cortina de Bobby necesitaba una considerable puesta a punto.

Por ejemplo, casi todo el tren delantero estaba oxidado y cubierto de podredumbre, el motor Kent Crossflow de 1.600 cc estaba totalmente desgastado, por lo que requería un nuevo juego de juntas y una revisión, y los ejes traseros, que se sabía que eran propensos al desgaste, exigían una inspección completa y un reacondicionamiento.

También faltaban algunas piezas, como la consola central, Tim se encargó de buscar todas las piezas del programa y le enviaron a encontrarlas. La búsqueda de piezas y componentes para coches clásicos siempre ha sido un reto (¡no sólo para estos técnicos!), y esta vez, el presentador no tuvo suerte al intentar encontrar la pieza que faltaba. Sin embargo, consiguió que le prestaran una durante unos días, para poder usarla como modelo de referencia para diseñar la nueva consola. Pero, dado el ajustado calendario del programa, necesitaban una solución, y rápida. Esa solución era, por supuesto, el escaneo 3D y la impresión 3D.

Escaneo 3D en Central Scanning, Ltd.

Para crear una réplica en 3D de la consola del Cortina que fuera extremadamente precisa, Tim se puso en contacto con Central Scanning, un embajador de Artec en el Reino Unido. Con sede en Birmingham, Central Scanning ha sido uno de los principales proveedores de productos y servicios de escaneo 3D en el Reino Unido desde 2006, cubriendo un amplio espectro de aplicaciones, desde la industria aeroespacial hasta la ingeniería, así como la medicina y el arte. Como expertos en escaneo 3D, los ingenieros de Central Scanning han realizado innumerables proyectos con la ayuda de los escáneres 3D de Artec, y ésta no iba a ser una excepción.

"En Central Scanning somos muchos los amantes de los coches, y yo mismo tengo algunos coches clásicos", afirma Nick Godfrey, director general de Central Scanning. A Nick y a su equipo siempre les ha gustado el programa, sobre todo porque todos los miembros del equipo de Car SOS viven en Birmingham.

"La idea de que un día Central Scanning pueda aparecer en la televisión siempre nos había gustado, y por eso, cuando empezamos a hablar de este tema, quisimos ayudarles en todo lo posible".

Tim Shaw de Car SOS y el equipo de Central Scanning (Foto: Central Scanning)

Tras haber escaneado anteriormente desde coches enteros hasta piezas de chasis, motores, interiores y suspensiones de coches clásicos, el equipo estaba preparado para el reto. Tom White, el ingeniero de aplicaciones de Central Scanning en ese momento, se reunió con Tim en su taller poco después de que el Ford se hubiera trasladado de forma segura y secreta a las instalaciones de Car SOS. Después de revisar la consola, Tom llegó a la conclusión de que Artec Space Spider sería el escáner 3D idóneo para el trabajo.

Desarrollado para su uso en la Estación Espacial Internacional, el Artec Space Spider es conocido por su facilidad para capturar formas complejas y detalles finos con una precisión metrológica de hasta 0,05 mm y una resolución altísima de hasta 0,1 mm. Por ello, muchos ingenieros, y en particular los mecánicos de vehículos, utilizan el escáner para ingeniería inversa, así como la inspección de calidad de piezas y partes de automóviles.

Vídeo: National Geogrpaphic

Aunque esta consola no era especialmente grande, presentaba un acabado negro brillante difícil de escanear: un tipo de superficie muy difícil de escanear en 3D. Para ayudar en el proceso, el objeto se cubrió con un spray mate antes del escaneo. En este caso, Tom utilizó el aerosol mate AESUB Blue, que desaparece de la superficie después del escaneo.

El objetivo era crear un modelo real para imprimirlo en 3D. En una hora, la pieza estaba preparada para el escaneo, se habían capturado todos los datos y se procesó en primero como una malla y luego como un modelo CAD en Artec Studio con algunos retoques en Autodesk Fusion 360. Después de prepararlo en GrabCAD Print, se envió el archivo STL final para su impresión en 3D, lo que llevó otras 8 horas para construir una copia exacta de la consola, capa por capa.

En cuanto a las razones por las que se eligió el escaneo 3D como procedimiento para la ingeniería inversa de la consola que faltaba, Nick afirma: "El escaneo nos proporcionó una solución rápida para poder obtener datos precisos sin afectar a la pieza original, ya que Tim había tomado prestada la pieza de otro coche".

Aunque una alternativa podría haber sido sacar un molde de la pieza y hacer una pieza de fibra de vidrio, esta opción habría llevado más tiempo y habría sido mucho más cara.

Era necesario crear una réplica exacta para que el coche estuviera a punto para salir a la carretera. (Foto: National Geographic)

Así, la pieza que faltaba se recreó completamente, con una precisión de menos de un milímetro, y Tim pudo volver al taller con una consola recién impresa en 3D.

¡Que empiece la restauración!

Sin embargo, aún era demasiado pronto para colocar la nueva pieza en el interior del Ford Cortina, ya que esto era sólo el principio de lo que acabó siendo un cambio de imagen en toda regla. Mientras Tim buscaba esta pieza tan rara, Fuzz descubrió toda una serie de problemas mecánicos mientras examinaba el motor crossflow y su funcionamiento interno.

El motor estaba totalmente desgastado y necesitaba una revisión completa, y la carrocería tampoco tenía muy buen aspecto. Después de la limpieza con chorro de arena del Cortina (un proceso que consiste en eliminar la pintura o el óxido de la carrocería o el bastidor del coche), se descubrieron más problemas: toda la carrocería del coche de época estaba cubierta de agujeros y parches desde la parte delantera hasta la trasera.

Restaurando el coche para devolverle su suavidad original con chorro de arena (Foto: National Geographic)

El equipo de carroceros de Car SOS se puso a trabajar directamente, soldando y puliendo para eliminar esos agujeros y dejar la superficie de la carrocería tan lisa como antes. Luego, la carrocería pasó directamente a la cabina de pintura para recibir una capa de esa pintura color mandarina de los años 70. Entonces, llegó el momento de comenzar el trabajo mecánico: instalar el nuevo juego de juntas en el eje trasero y reponer aceite nuevo, reparar los discos de fricción del embrague, y muchísimas cosas más.

Después se reinstalaron todas las piezas interiores y exteriores nuevas y restauradas en la carrocería recién pintada, incluida la consola central previamente escaneada e impresa en 3D.

Cuando se encajaron todas las piezas, llegó el momento de que Tim y Fuzz pusieran en marcha el motor y devolvieran a Bobby el Ford Cortina Mark III totalmente restaurado.

La gran revelación

Para Bobby iba a ser un día más, sin otros planes que una breve entrevista sobre su última novela histórica en un canal de televisión local de la India. O eso creía él...

Con su mujer y sus dos hijos, Bobby llegó al castillo de Belvoir, un hermoso lugar histórico en la zona rural de Leicestershire, hogar de los duques de Rutland durante casi 1.000 años y el escenario perfecto para una revelación de esta magnitud. Todo estaba preparado. Con este maravilloso castillo de fondo, Bobby se metió de lleno en la entrevista, hasta que fue interrumpida bruscamente por una grúa, que casualmente contenía una cosa vieja y oxidada que era exactamente igual que el Cortina de Bobby, también llevaba un trabajador súper ruidoso que era exactamente igual que Tim, el presentador.

"No puede ser", dijo Bobby. "¡El mío está mejor que ese cubo oxidado!"

Efectivamente, distraído por el señuelo, algo muy diferente entró en escena: Un Cortina totalmente restaurado, nuevo, brillante y reluciente, con Fuzz al volante, y una alegre multitud de amigos y familiares de Bobby siguiéndolo en procesión.

"¡Pero bueno!" gritó Bobby, riendo. "Dios, ¿este es mi coche?"

No había otra explicación: esto era cosa de Car SOS.

"Sé que está muy unido al Cortina, porque nos contaba muchas historias sobre él, y queríamos hacer algo para que pudiera ser feliz", comenta Harvinder, mirando la cara de Bobby, llena de incredulidad y alegría.

Y así, con una ronda de aplausos, lágrimas y abrazos, tras 22 años de separación, Bobby y su Ford Cortina de 50 años se volvieron a encontrar, listos para salir juntos a la carretera.

Bobby y su Ford Cortina Mark III, felizmente juntos (Foto: https://www.leicestermercury.co.uk/)

"Fue fantástico no solo poder salir en el programa, sino que ayudamos a volver a la vida al coche de Bobby con el escaneo y la impresión 3D que hicimos, añade Nick. "El coche era un bonito proyecto, y una de las partes que faltaba fue la que pudimos escanear y reproducir para completar el interior".

El capítulo sobre el Ford Cortina Mark III se emitió por primera vez en National Geographic el 13 de mayo de 2021. Para saber más sobre el programa Car SOS, visita https://www.natgeotv.com/za/shows/natgeo/car-s-o-s#episodes-t9

Want this delivered to your inbox?

Be the first to hear about new offers and updates from Artec 3D.

Scanners behind the story

Try out the world's leading handheld 3D scanners.