Impresión de rostros en 3D: Los pacientes que se someten a una cirugía plástica tienen una vista previa tangible de los resultados

Por primera vez en el mundo un cirujano plástico escanea el rostro de sus clientes con el Eva de Artec e imprime una máscara en 3D para mostrar cómo se vería su rostro luego de la cirugía.

Es normal que las personas que consideran someterse a una cirugía plástica sopesen los riesgos y contemplen la pregunta que parecía no tener respuesta: “¿Cómo me veré luego de la operación?”  Sólo el futuro podrá decirlo, pero un cirujano plástico en Turquía, el Dr. Yakup Avşar, lleva a sus clientes cara a cara con el futuro.

El fundador de la clínica AVSAR Aesthetic Surgery Clinic en Estambul, el Dr. Avşar, fabrica máscaras para sus pacientes para demostrarles cómo pueden verse después de la operación.  Es una herramienta de moda hoy en día y tiene una variedad de ventajas prácticas. Como primera medida, suministra a los pacientes con un objeto que refleja de manera precisa el resultado final de una operación.  En segundo lugar, genera expectativas realistas para el paciente así como determina los límites de la cirugía.  Finalmente, sirve como un marco referencial en 3D para los médicos.

Un paciente recibe una máscara facial 3D de AVSAR Aesthetic Clinic.  Imagen cortesía de Mcor Technologies.

En su práctica el Dr. Avşar combina las soluciones de imágenes de alta precisión de los escáneres de Artec 3D con la agilidad de la manufactura aditiva.  Con estas técnicas puede construir rápidamente un material tangible de la estimación de cómo se verá un paciente luego de someterse a una cirugía facial.  Los resultados, de conformidad con el Dr. Avşar, han tenido una buena acogida.

En una reciente entrevista con Digital Engineering manifestó que “Es lo que los pacientes quieren.  Antes de esto, no era posible para nosotros mostrarles a los pacientes cómo se vería de manera exacta su cara después de una cirugía.  Permitirles ver y sentir una máscara tridimensional de su cara les da a los pacientes un mayor entendimiento del resultado quirúrgico que pueden esperar.  Esta tecnología es poderosa para pacientes en la práctica diaria.

A un paciente se le dan diferentes mascaras para que escoja la manera en que prefiere que su rostro sea modificado. Imagen cortesía de Mcor Technologies.

Los médicos se benefician enormemente de esta tecnología.  De hecho, el escaneo 3D revolucionó el método empleado por el Dr. Avşar para la elaboración de máscaras.  Antes de empezar a usar el escáner que se sostiene con la mano, Eva de Artec, él mismo esculpía las máscaras para sus pacientes… ¡a mano!  El procedimiento requería de mucho tiempo y era muy laborioso, pero debía ser hecho.  Es más, el modelo final muchas veces no contaba con detalles claves, tales como color y textura, los cuales han sido un gran valor agregado tanto para los pacientes como para el doctor.  Hacer máscaras es un arte en sí mismo.  Y mientras el Dr. Avşar sabía cómo hacerlas, antes que nada es un cirujano cosmético y reconstructivo con cuyos servicios son solicitados por sus pacientes de manera cada vez mayor.  Claramente algo tenía que cambiar.

Cuando el Dr. Avşar vio una demostración de las tecnologías de escaneo e impresión 3D efectuada por el socio de categoría dorada de Artec, Teknodizayn, de manera inmediata advirtió las ventajas que la combinación de los mismos brindaría a sus pacientes.  Los prototipos obtenidos serían representaciones faciales supremamente realistas del trabajo pos operación.  La experiencia de ver y tocar el resultado proyectado de un procedimiento quirúrgico permitiría a los pacientes tomar decisiones mejores e informadas.  Los cirujanos, a su vez, se podrían enfocar más en ejecutar y perfeccionar cirugías al no tener que moldear material alguno para representar el rostro de sus pacientes.

El Dr. Yakup Avşar escanea un paciente con el Eva de Artec.  Imagen cortesía de Mcor Technologies.

En la medida en que el Dr. Avşar experimentaba con el escaneo e impresión 3D empezó a ajustar la forma en la que empleaba estos artefactos.  Inicialmente imprimía las máscaras usando técnicas basadas en polvo, pero luego se pasó a una impresora 3D Mcor dadas sus capacidades avanzadas de color.  Los costos operacionales también jugaron un papel estratégico para su práctica médica.  Inclusive las razones ambientales fueron consideradas.  Anota que “Siempre preferimos impresoras 3D amigables con el medio ambiente, estables y económicas.”

Ahora con la implementación de Artec 3D y las impresiones 3D de Mcor el Dr. Avşar produce un respetable número de 20 máscaras por mes.  Mucha de la labor es ahora desarrollada por el escáner 3D Eva, con el cual el Dr. Avşar puede obtener un considerable número de detalles en segundos.

EL Dr. Yakup Avşar discute con un paciente los prospectos de la cirugía plástica.  Imagen cortesía de Mcor Technologies.

Los usuarios como el Dr. Avşar pueden aprender a operar los escáneres de Artec 3D en poco tiempo.  De hecho, el escaneo 3D ha evolucionado y es ahora más amigable con el medio ambiente, un principio al cual Artec 3D siempre se ha adherido.  El escaneo 3D de una cabeza requiere un esfuerzo mínimo – sólo deben considerarse unos pocos puntos para producir las emocionantes imágenes que el Dr. Avşar puede generar.

Como primera medida, usted deberá empezar con el rostro.  Escanéelo una sola vez.  Las expresiones faciales cambian, por lo que escaneos adicionales pueden generar conflicto con la primera.  Además asegúrese que los hombros o espalda siempre permanezcan en el campo de vista.  Esto ayudará a anclar cada toma.  Luego los podrá remover con el borrador 2D en el modo de edición.  Finalmente, escanee la parte superior de la cabeza.  Si la imagen se ve un poco rara, cambia el algoritmo de Registro de Serie Fina a “Sólo Geometría”.  El registro Fino y Global construirán la cabeza de manera digital, y luego, la Fusión generará la imagen final.  Si encuentra que este método es muy complejo, usted podrá simplemente activar el Seguimiento de Geometría.  Esto facilitará y hará que el escaneo sea más rápido.  Pronto estará mandando las imágenes a su proveedor de servicios de impresión 3D preferido.

Con la ayuda del escaneo 3D, lo que usualmente tomaba semanas o inclusive meses, ahora puede ser realizado en una sola visita médica.  Más que eso, los pacientes que desean someterse a una cirugía cosmética o reconstructiva ahora pueden ver y sentir el resultado de un procedimiento al que ni siquiera se han sometido.

Contáctenos