Illeret: la tierra de las huellas de 1.5 millones de años de edad

8 sep 2014

Durante los últimos días nuestro portátil ha estado muy ocupado procesando algunos proyectos bastante grandes.Es casi imposible hacer alguna otra cosa en el computador cuando toda la memoria RAM está siendo empleada en las operaciones de Globalización y Fusión.  Una vez terminemos con los animales empezaremos con los cráneos de los homínidos, cuyos moldes son conservados en el laboratorio.

El equipo de Artec & Timothy Gicgunge, un investigador en TBI.

A 15 minutos de camino en carro del campamento TBI está el pueblo de Illeret, al cual decidimos echar un vistazo en uno de esos días en los que esperábamos a que el portátil terminara de ejecutar las labores de procesamiento. ¡Illeret es el lugar en el que las huellas de un Homo erectus de 1.5 millones de años, las segundas huellas más antiguas, fueron encontradas!

El pueblo tienen una población de 5.000 habitantes.  La mayoría de las casas están hechas de ramas y materiales de construcción improvisados, tales como garrafas de plástico, botellas y láminas de acero.  Hay un colegio, una iglesia y una biblioteca, cuyos libros están mayormente en inglés.  Éstos son leídos únicamente por los niños, pues los mayores sólo saben Swahili y los dialectos locales.

El pueblo de Illeret.

Vinimos a Illeret para encontrarnos con Stephen.  Es un miembro de Malteser International, una agencia de ayuda que tiene sus orígenes en la Orden de Mala medieval.  Malteser International ha trabajado en Kenia desde 2001 y tiene sucursales en el territorio del país.  Después de la desastrosa sequía que azotó la región en 2011, la agencia abrió la sucursal de Illeret.  Ya han construido un molino de viento para proveer al pueblo de electricidad y ayudar a los nativos para prepararse para la próxima posible sequía: ahora todas las casas están equipadas con canales y tanques usadas para recoger agua apta para el consumo humano.

Stephen ha vivido en Illeret por un año.  Una vez cada 3 meses va a Nairobi de vacaciones para dormir en una cama blanda y comer pizza.  Toma tres días llegar hasta Nairobi en carro, si se tiene suerte, y es por eso que no hay otros voluntarios que vayan al pueblo, pues además el suministro de comida es muy pobre.  Illeret básicamente vive de leche de cabra – está estrictamente prohibido matar a las cabras para obtener carne.  Aunque el lago está bastante cerca, está prohibido pescar, debido a que en él no hay suficientes peces para que puedan ser pescados sin arruinar el ecosistema.

No hace mucho unos comerciantes somalíes abrieron una tienda en el pueblo para vender arroz, ropa y bebidas.  Pocas personas tienen dinero para pagar, así que es común que truequen.  Los precios son aproximadamente tres veces más altos que en Nairobi.

Stephen dice que es difícil vivir en esas condiciones, pero la gratitud de los locales y la oportunidad de ver cómo cambia la vida en el pueblo compensa todas sus dificultades.

Niños de Illeret divirtipendose.