Resucitando una Harley-Davidson de 1919 Edición limitada en los Países Bajos

El reto: Ofrecer un recambio inexistente de una moto Harley Davidson de época, imprescindible para que el vehículo funcione.

La solución: Artec Space Spider, Artec Studio, impresión 3D

El resultado: El sueño de volver a conducir esta joya

Lo encantador de este proyecto no es lo exigente que era, o la cantidad de conocimientos que requería, sino que ha sido un éxito. Se encontró la solución para un hombre que durante décadas había querido salir con su moto antigua a la calle.

La cuestión se le presentó a Carl Van de Rijzen de Visual First en los Países Bajos, que estuvo trabajando con Edwin Rappard, del embajador de Artec, 4C Creative CAD CAM Consultants, durante un par de años. Como vivían muy lejos el uno del otro, no se habían podido conocer en persona. “Le enviaba cosas a Edwin, él las escaneaba y nos las devolvía” – nos cuenta Van de Rijzen. Lo mismo ocurrió en este caso.

“Una pieza de Harley Davidson de 1919 se había roto muchos años atrás”- explica- “el hombre que la tenía había estado trabajando en la moto durante casi 50 años”. Dado que se trataba de una moto de época, se presentaron dos problemas: La pieza de repuesto necesaria ya no estaba en el mercado, y si hubiera estado, tendría un precio muy alto y sin ninguna garantía de que funcionara bien o encajara perfectamente. La pieza ya no se fabricaba, pero era esencial para el arranque del motor.

“Buscó por todo el mundo para encontrar la pieza de repuesto” – nos cuenta Van de Rijzen, “al final acudió a mí.”

La tapa del distribuidor de la motocicleta es esencial para el arranque y el funcionamiento del motor.

Aunque su empresa normalmente se ocupa de la ingeniería inversa, su sólida relación con 4C hizo que este desafío fuera fácil de resolver. Un domingo lluvioso se envió la tapa rota del distribuidor, desde el sur de Bergen op Zoom hasta el noreste de Emmen, donde se encuentra la sede de 4C.

Y aunque la pieza era pequeña, tenía muchos detalles. "Así que tuvimos que usar mi preferido de siempre: Artec Space Spider” – dice Rappard.

Space Spider es una opción ideal para escanear en 3D secciones complejas de piezas grandes, o pequeños objetos con muchos detalles complicados. Capturando datos de alta resolución y precisión submilimétrica, Space Spider es perfecto para uso industrial en automoción, proporcionando datos de escaneo para todo, desde piezas de moldeo y máquinas, hasta naves y piezas de automóvil.

Una comparación entre la tapa rota y la pieza recién impresa

“La escaneó y problema resuelto” – nos dice Van de Rijzen. “¡Nos la envió y tachán!, ya podemos conducir de nuevo esta moto de 100 años de historia.”

Aunque la superficie negra de la pieza puede parecer complicada de escanear, también terminó siendo fácil. "El material era oscuro, pero no era brillante, por lo que era bastante fácil de escanear"- afirma Rappard.

La pieza rota escaneada estaba incompleta, el software Artec Studio lo hace fácil, con la función de espejo, que recrea las piezas exactamente como son, pero reflejadas. “La pieza era simétrica por lo que sólo había que duplicar la parte buena de la pieza y reflejarla”, nos explica. “Esto nos llevó al resultado final: Una pieza totalmente nueva y funcional”

La recién impresa tapa del distribuidor de la Harley, funcionando perfectamente

A continuación, los datos procesados se imprimieron en 3D y nuestro amigo pudo recoger su pieza lista para montar en la Harley. “Es asombroso que esto pueda suceder, la tecnología que tenemos hoy en día es fabulosa” – nos dice asombrado el dueño de la moto – “Es magia”.

Aunque ahora disfruta de un paseo semanal los domingos por la mañana, este jubilado tiene planes para mantener la moto en perfectas condiciones, para siempre. Cuando haya disfrutado lo suficiente de su moto de época, tiene planes de exponerla para que todos la disfruten, dándole un hogar para siempre en uno de los museos holandeses.

“Este es un buen ejemplo de cómo y dónde es crucial el escaneo" – dice Rappard. "Cuando no hay material nuevo disponible en ninguna parte, hay que usar las piezas rotas para escanear y fabricar nuevas”.

Esta pieza, que había sido imposible de encontrar durante muchos años, se ha podido clonar, y ha supuesto un reto muy bueno para nosotros.

“¡La tecnología más vanguardista dando vida a una auténtica vieja gloria! esto es lo que más me divierte,” – cuenta Rappard – “¿No es increíble poder trabajar con Artec y algo tan especial como una Harley clásica?”