Escaneo 3D salva una obra de arte checa de ser perdida para siempre

17/05/2016

El Lector, un relieve de 6m en la fachada de un colegio checo, fue escaneado en 3D con el Eva de Artec por los socios checos de Artec, ABBAS, para convertirlo en una réplica a escala e instalarlo nuevamente en el edificio luego de algunas remodelaciones.

Preservar el arte siempre debería ser una alta prioridad, pero en algunas raras ocasiones nada puede ser hecho para salvarlo, así que la mejor cosa que se puede hacer es una réplica exacta del mismo. La historia del relieve El Lector muestra cómo el escaneo 3D puede ayudar a cumplir con ese trabajo.

El Lector es uno de varios trabajos creados por el escultor checo Vojtěch Hořínek (1906-1998) para áreas públicas en Olomouc, la sexta ciudad más grande en la República Checa. El relieve de 6m de largo fue esculpido en 1951 para embellecer la fachada del edificio que actualmente aloja al Colegio Vocacional de Servicios de Olomouc.

Relieve original de El Lector

En 2015 el colegio decidió renovar el edificio, lo cual requería insular las paredes. Para ello, la pieza debía ser removida, por lo que habría sido perdida para siempre. El hijo de Vojtěch Hořínek, Karel, fue llamado para que colaborara con la elaboración de la réplica del relieve para que pudiera ser montada en la fachada del edificio remodelado.

Hořínek se acercó a los socios de Artec, ABBAS, pues había sido remitido por un cliente anterior, preguntando si podrían digitalizar el relieve y hacer una réplica para ser instalada en el edificio. Hořínek también quería reducir la escala del relieve, de 6 a 5 metros, para que pudiera ajustarse mejor al diseño arquitectónico del edificio renovado.

El relieve fue escaneado por dos especialistas de ABBAS, quienes usaron el Eva de Artec y una batería externa, la cual es una solución ideal para trabajar en el campo.

El relieve fue escaneado por dos especialistas de ABBAS, quienes usaron el Eva de Artec y una batería externa, la cual es una solución ideal para trabajar en el campo. El escaneo se atrasó un par de horas debido a la lluvia, pero una vez el cielo se despejó y el relieve se secó, el equipo pudo proceder. La portabilidad del escáner 3D demostró ser una característica esencial ya que el escaneo debió ser efectuado desde una escalera: una persona escaneó el relieve con el Eva, mientras que otro, parado en el techo del porche del edificio, sostuvo la computadora portátil. El equipo también apreció el peso ligero de Eva: manipular un equipo más pesado mientras se está parado en una escalera hubiera resultado ser un trabajo muy agotador.

Otros métodos de digitalización 3D hubieran requerido de más preparativos y el uso de ayudas: con la fotogrametría, por ejemplo, objetivos de referencia hubieran debido ser dispuestos sobre el relieve, así como un andamio alrededor del mismo. Debido a que el techo del porche es bastante angosto, hubiera resultado bastante engorroso disponer dicho andamio.

Una vez todos los escaneos necesarios fueron obtenidos, el equipo de ABBAS empezó a procesar los datos en Artec Studio, lo cual tomó aproximadamente 6 horas. Resultaron cuatro archivos (40 GB en total), los cuales fueron optimizados en 150 MB en un archivo STL. El modelo STL fue usado para fresar en poliestireno endurecido una réplica del relieve en el Estudio 3D de la Facultad de Artes de la Universidad Técnica de Brno. La fresa contaba con un plugin especial para el formato STL, por lo que dicho archivo no debió ser convertido a otro formato.

Modelo 3D de El Lector en Artec Studio.

El robot KUKA KR60 fue usado para fresar. Debido al gran tamaño del modelo 3D, éste debió ser dividido en 10 partes, las cuales fueron fresadas por separado y luego acopladas. Luego de esto, el modelo en poliestireno fue cubierto con yeso para hacer un modelo de él. Una vez endurecido, fue posible crear un molde final en poliéster de fibra de vidrio, material escogido debido a su durabilidad.

Robot KUKA KR60 fresa una parte del modelo en poliestireno

Molde de yeso del relieve de El Lector

Molde final en poliéster de fibra de vidrio.

La finalización del modelo en poliestireno, la elaboración del molde en yeso y la fabricación del molde final en poliéster de fibra de vidrio, fue efectuada por uno de los egresados de la Universidad Técnica, Viktor Paluš. Su equipo también instaló la réplica del relieve en la pared. Ahora la réplica a escala de El Lector está de nuevo en su puesto.

Contáctenos