Imprimiendo el cráneo del dinosaurio de Artec en 3D

29/01/2012

Los escáners de Artec tranfieren objetos de la vida real a un mundo virtual en 3D. Gracias a Gian Pablo Villamil, especialista en diseños dgitales y miembro de Thingiverse.com, el escaneo de Artec del cráneo de un dinosaurio volvió a entrar al mundo físico con la ayuda de una impresora 3D. Artec se reunió con Gian Pablo para saber un poco más acerca de la resurrección del cráneo del Tarbosaurio.

Artec: Gian Pablo, ¿podrías contarnos un poco acerca del proceso de preparación de un modelo para impresión 3D?¿Qué impresora 3D usaste para recrear el cráneo del Tarbosaurio?

Yo he usado desde hace mucho la impresora Makerbot 3D y me interesa especialmente usarla para imprimir formas orgánicas complejas. Los cráneos de los dinosaurios son especialmente interesantes. Sin embargo, debido a cuestiones relacionadas con la propiedad intelectual, hay muy pocos escaneos de cráneos de buena calidad en línea. Me fue muy grato descubrir el cráneo de alta calidad de un Tarbosaurio en la página de Artec y me decidí por imprimir una copia física del mismo.

Artec: No se puede tomar el modelo 3D y simplemente mandarlo a imprimir, ¿verdad? ¿Cómo preparaste el modelo para imprimirlo? ¿Has estado usando algún tipo de programa especializado?

Mi herramienta favorita para preparar los modelos para poder imprimirlos es Netfabb Studio Basic, el cual puede ser descargado de manera gratuita. Netfabb también ofrece una versión más versátil y profesional. Este programa permite manejar escalas, cortes, rotaciones y reparaciones en el modelo 3D en una variedad de formatos y se especializa en las aplicaciones para las impresiones 3D.

Yo abrí el cráneo del Tarbosaurus en Netfabb para empezar a trabajar en él e inmediatamente tuve una sorpresa muy placentera: el modelo era absolútamente perfecto. Netfabb revisa el modelo para encontrar irregularidades que causarían problemas en la impresión y las resalta. La mayoría de los modelos que no están pensados directamente para la impresión 3D muestran una variedad de errores. Sin embargo, el cráneo del Tarbosaurio, y de hecho, todos los modelos de Artec, están libres de error.

El siguente paso fue enderezar en cráneo dentro de los parámetros deseados. Pude hacerlo al rotar el modelo en los ejes X y Y. El Makerbot tiene un área limitada de impresión (aproximadamente un cubo de 4,5 pulgadas), así que necesite cortar el cráneo en segmentos que pudieran ser impresos. Adicionalmente, el cráneo tiene muchos detalles complejos y recovecos, así que necesitaría imprimir una “estructura provisional” para soportarlo. Al cortar el cráneo en diferentes partes se reducía la necesidad de soportar la estructura.

Artec: ¿Asi que virtualmente cortó el modelo 3D en diferentes partes?

Correcto. Usando Netfabb, dividí el modelo horizontalmente creando así la mitad superior y la inferior, y también lo dividí verticalmente para crear los segmentos posterior y anterior. Hice los cortes de manera tal que las aperturas más importantes del modelo pudieran ser bisectadas, permitiendo espacio para materiales de soporte que pudiera ser retirado posteriormente.

Guardé cada uno de los cuatro segmentos por separado en un archivo STL, usando el comando de exportación del Netfabb y los abrí con ReplicatorG, la herramienta que maneja las impresiones en el Makerbot. Usé los comandos Mover y Rotar en ReplicatorG para orientar las piezas de manera correcta. Esta vista previa muestra la estructura de un cubo del tamaño del área de impresión, así que pude comprobar que cupiera.

Para poder imprimir, el modelo 3D debe swr convertido a una serie de instrucciones que le indican a la impresora 3D a dónde mover la cabeza de impresión y cuánto plástico extraer. Estas instrucciones se denominan G-Code. Usé esta opción en ReplicatorG y especifiqué opciones de impresión de alta resolusión (3,25 mm) y de uso de soporte. Visualicé los códigos del resultado usando Pleasant 3D y todo parecía estar en orden.

Artec: ¿Qué tipo de material de impresión ha estado usando? ¿Cuánto duró el proceso de impresión?

Escogí el plástico ABS marrón para imprimir el cráneo ya que es el más parecido al color original. Introduje una porción del material en la impresora y empecé el trabajo. Cada pieza tomó entre 2 y 4 horas para ser impresa sin ningún problema.

Monté las piezas usando pegante acrilico y pronto: mi propio y muy bonito cráno de Tarbosaurio.

Artec: ¡Guau! ¡Parece un verdadero cráneo tomado de un museo de ciencias naturales! ¿Es la impresión 3D siempre así de sencilla?

El proceso fue extremadamente sencillo, en gran medida debido a la alta calidad del modelo de Artec. Es raro que un modelo tan complejo y detallado esté libre de errores y que sea tan fácil de imprimir. Además, en el mundo de la impresión en 3D, tener acceso a escaneos del mundo real es extremadamente importante y es bueno ver a una compañía compa Artec haciendo productos que trabajan tan bien, incluso con impresoras 3D de bajo presupuesto.

Artec: ¡Muchas gracias, Gian Pablo! ¡Hiciste un gran trabajo! Esperamos que disfrutes tu cráneo de Tarbosaurio y que, quién sabe, te sientas animado a hacer más impresiones con los modelos de nuestra galería 3D. En cualquier caso, ¡te deseamos la mejor de las suertes en todos tus proyectos!