Artec Eva ayuda a descubrir el patrimonio cultural de la civilización Muisca

El reto: Un arqueólogo necesitaba una forma más rápida y precisa de documentar digitalmente un importante yacimiento donde se investigaba la antigua civilización Muisca de Colombia

La solución: Artec Eva, Artec Studio

Los resultados: Un experto en arqueología capturó en 3D con Artec Eva todo el lugar de la excavación, así como todos los objetos que se encontraban en él, proporcionando la documentación más precisa del lugar y digitalizando los artefactos muiscas más raros para mejorar la gestión del patrimonio, la educación y la investigación.

Los Muiscas, el pueblo indígena de Colombia, que una vez vivió en lo alto de los Andes, protagonistas de la leyenda de El Dorado: Cuando un nuevo cacique subió al poder, se cubrió de polvo de oro y se sumergió en las profundidades del lago Guatavitá para apaciguar a los dioses. Como parte de la ceremonia, se arrojaron al lago oro y piedras preciosas, como esmeraldas, para complacer a los dioses y señalar el comienzo del gobierno del nuevo cacique.

Los exploradores españoles que llegaron a principios del siglo XVI dieron al rey dorado el nombre de El Dorado, "el dorado". En 1545, los españoles intentaron desaguar el lago con la esperanza de recuperar el fabuloso tesoro. Lo que encontraron fueron cientos de piezas de oro, lo que les hizo creer que había existido una ciudad riqueza incalculable.

Preservar el patrimonio prehispánico de Colombia

Más allá de las fascinantes historias de tiempos pasados, el Imperio Muisca, tal y como lo conocemos hoy, es igual de misterioso y cautivador. Con un montón de reliquias y artefactos que siguen siendo descubiertos en la actual Colombia, nos quedamos asombrados de su jerarquía en el liderazgo, sus elaboradas prácticas artesanales y comerciales, y su enorme impacto en la cultura colombiana.

Pocas personas saben que el Imperio Muisca floreció durante más de mil años y fue una civilización tan avanzada como las más conocidas Inca, Maya y Azteca. Siglos después, los descendientes de los Muiscas y los arqueólogos locales están librando una ardua batalla para rescatar, documentar y preservar su patrimonio, que se vio en grave peligro con la expansión de Bogotá, la capital colombiana.

Muchos de los artefactos de la civilización Muisca han permanecido ocultos durante miles de años

La ciudad de Bogotá, situada a gran altura y acunada por las cumbres de los Andes, es una fusión única de pasado y presente, al igual que esta historia, en la que los artefactos antiguos se conservan digitalmente con la tecnología actual. En los museos locales se encuentran muchos objetos impresionantes de las culturas prehispánicas, al mismo tiempo que los investigadores locales realizan estudios continuos de historia, antropología y arqueología, para hacer todo lo posible por compensar los efectos devastadores de la colonización.

Aunque muchas empresas de la zona tienen poco interés en los posibles yacimientos arqueológicos, las leyes locales siguen obligando a las empresas a tener en cuenta el patrimonio cultural. La comunidad tuvo la suerte de que una empresa que construía una carretera cerca de la capital, Perímetral Oriental de Bogotá, resultara estar muy interesada en recuperar toda la información posible sobre la zona, y con razón: El sitio era nada menos que uno de los cuatro asentamientos Muiscas más importantes del Valle de Teusaca, el área central de la confederación de caciques Muiscas del Sur.

Ante el reto de supervisar el yacimiento, excavar y digitalizar los hallazgos, un innovador arqueólogo local quiso aprovechar al máximo la oportunidad.

Un arqueólogo con visión de futuro

Graduado por la Universidad Nacional de Colombia, y siendo un profesional que trabaja con entusiasmo en el desarrollo de nuevos métodos, Francisco Correa trabajó en estrecha colaboración con Lina María Campos y María Alicia Uribe, conservadora y jefa del Museo del Oro de Colombia, respectivamente, para ayudar a documentar, analizar y gestionar los artefactos tras el hallazgo de este sorprendente conjunto de restos arqueológicos y arte antiguo. Estos objetos se conservan ahora con orgullo en el museo.

Correa y su equipo fueron determinantes en el hallazgo de reliquias Muisca tan singulares como los "ofrendatarios", vasijas de cerámica que servían de recipiente para las ofrendas a los dioses en las ceremonias funerarias. Y esta vez, tuvieron acceso a una nueva y apasionante forma de hacerlo.

Tradicionalmente, la documentación del trabajo en cualquier expedición arqueológica implicaba el uso de reglas, cuerdas, papel de croquis y una gran cantidad de dibujos a mano. La búsqueda de Correa de una alternativa se basó principalmente en la necesidad de ahorrar tiempo y esfuerzo. Así que empezó a experimentar desde cero con diferentes métodos como la fotogrametría y el modelado 3D usando referencias fotográficas.

Estos instrumentos resultaron insuficientes para lograr la precisión y exactitud deseadas al tratarse de artefactos extremadamente frágiles, por lo que Correa echó mano de Artec Eva, su primer escáner 3D, y una nueva herramienta que lo cambiaría todo.

Francisco Correa escaneando con Artec Eva sobre el terreno

Artec Eva, conocido por los arqueólogos por escanear el patrimonio maya para el Museo Británico y los restos del Homo Naledi en la Cámara de Dinaledi en África, es un escáner 3D ligero y versátil, perfecto para capturar objetos de tamaño mediano.

La arqueología tradicional se basa en gran parte en las mediciones manuales

El esfuerzo por lograr una precisión y un nivel de detalle extraordinarios

Con experiencia previa en escaneo 3D y tras un aprendizaje adicional con el equipo de apoyo de Artec, Correa se dirigió directamente al terreno con Eva para escanear el emplazamiento del proyecto, los restos óseos y los artefactos encontrados por su equipo. De inmediato se dieron cuenta de que el escaneo 3D marcaría el inicio de una nueva era en la documentación de conjuntos arqueológicos y artefactos en la arqueología Muisca.

“Creo que la digitalización es necesaria porque ofrece una excelente representación de los elementos con los que trabajamos", explica Correa. "Es estupendo para obtener una representación exacta del material osteológico, transmitiendo información sobre la posición de los huesos con un nivel de detalle inalcanzable por cualquier otro método”.

La expedición inicial tenía como objetivo recuperar toda la información posible sobre la zona donde se quería construir la carretera. Sin embargo, a medida que avanzaba en la investigación, el equipo empezó a encontrar más y más pruebas únicas del comportamiento ritual de los Muiscas.

Según Correa, aunque todos los demás objetos que lograron encontrar y documentar cuidadosamente en 3D ( las vasijas de cerámica y las figurillas metálicas, las conchas marinas, los anillos, las esmeraldas) se han encontrado desde hace tiempo en toda la región, ésta resultó ser la primera excavación arqueológica en Colombia que descubrió los mencionados ofrendatarios, recipientes de cerámica que contenían figurillas metálicas y esmeraldas, y que eran indicios de las tradiciones funerarias de los Muiscas. Algunas de las vasijas se encontraron en la zona de lo que probablemente son los cimientos de un santuario o un templo, mostrando un panorama de los rituales religiosos y la compleja organización de la sociedad Muisca.

Estos descubrimientos también arrojan luz sobre la cronología Muisca. "Podemos determinar cuál es el periodo más importante de los Muiscas, y si se corresponde con la época en que los españoles entraron en la isla", afirma Correa. "Es un descubrimiento muy importante".

Fragmentos de ofrendatarios, recipientes de cerámica utilizados en las ceremonias funerarias Muisca

Pasos y medidas: El escaneo 3D como ventaja inestimable para los arqueólogos

Durante los dos años y medio siguientes, Correa y un pequeño equipo se encargaron de supervisar los detalles técnicos de la excavación. El proceso comenzaba por lo general preparando el equipo necesario para el trabajo: un ordenador portátil, el Eva y una batería. Era todo lo que hacía falta para empezar.

El equipo sabía que no tenía que preocuparse de que la luz blanca estructurada del Eva dañara los objetos en el área circundante. Para obtener una visualización en tiempo real tanto de los objetos como del lugar, Correa recorrió varias veces el área con el escáner, tramo por tramo.

Con Artec Eva en el emplazamiento arqueológico

“Trabajo en un escenario sudamericano, donde la mayoría de los trabajadores, incluidos los arqueólogos, no están acostumbrados a ver dispositivos de tan alta tecnología. He visto a mucha gente sorprendida y muy interesada en el trabajo que hace Eva", afirma.

Dependiendo del tamaño y la complejidad del objeto a documentar, el escaneo podía durar hasta diez minutos, para los restos óseos humanos, las vasijas de cerámica y los materiales líticos solía ser uno o dos minutos por objeto, lo que hacía que todo el procesamiento del escaneo fuese súper rápido.

Correa explica: "Ahora somos capaces de entender cómo vivía la gente aquí, ya que algunos rastros de la época Muisca permanecen en el suelo. Trabajamos duro para recuperar y registrar con precisión los conjuntos funerarios, y es sorprendente lo mucho que ayuda tener Artec Eva a mano, me sorprende cómo puede documentar los restos humanos con tanta precisión."

Después de ser descubiertos, los antiguos huesos, por ejemplo, tienen que ser extraídos del suelo y llevados a un laboratorio. Con todo este movimiento, la posición y el estado de los huesos pueden cambiar drásticamente, explica Correa.

"El escaneo con Eva nos da la oportunidad de mantener una representación 3D precisa que nos pueda dar material en bruto para trabajar", añade.

El último paso es el procesamiento de los escaneos con Artec Studio: Correa realizó el Registro Global, aplicó la Fusión Nítida y el Filtro de Objetos Pequeños, y terminó simplificando la malla y puliendo la textura. Cuando todo estuvo listo, pudo jugar con los resultados, creando escenarios con Maya o editando los colores o las formas en ZBrush, pero esencialmente ya tenía un modelo 3D perfectamente completo.

Procesamiento de los escaneos de Eva en Artec Studio

Modelo 3D de un artefacto Muisca

La arqueología digital es clave para conocer la vida y el arte de las civilizaciones antiguas

Tanto la conservación como la exposición del patrimonio parecen ya impensables sin la tecnología de escaneo 3D. Los grandes yacimientos históricos son de tan difícil acceso y están tan dispersos que, de lo contrario, muchos investigadores, por no hablar del público en general, nunca llegarían a verlos, por lo que arqueólogos como Correa están trabajando para darnos la oportunidad de pasear por ciudades que llevan milenios sin existir.

Vasijas, estatuillas y esmeraldas que evidencian los rituales Muisca

Las esmeraldas, las piedras preciosas sagradas de los muiscas, se mencionan en muchas de sus leyendas

Pero examinar los artefactos muiscas más raros en 3D es algo más que dar vida al pasado. Proteger el patrimonio cultural con la ayuda de la documentación digital puede ser la única oportunidad para que las generaciones futuras puedan seguir las huellas de las antiguas civilizaciones. Mientras tanto, los datos 3D precisos permiten diseñar la restauración y reconstruir los valiosos conocimientos y tradiciones perdidas, y las soluciones de Artec ayudan a establecer una base fiable para dicha conservación.

Los artefactos muiscas encontrados arrojarán luz sobre toda la época de la historia de esta antigua civilización

Correa también quiere usar la impresión 3D, y piensa en replicar los objetos que ha escaneado para crear dioramas y mostrarlos a través de la realidad aumentada. Gracias a sus esfuerzos, su talento y su pasión, combinados con la tecnología de vanguardia de Artec 3D, es probable que algún día podamos recorrer virtualmente un asentamiento Muisca, y por fin, encontrarnos un poco más cerca de El Dorado, la legendaria Ciudad del Oro.

Want this delivered to your inbox?

Be the first to hear about new offers and updates from Artec 3D.

Scanners behind the story

Try out the world's leading handheld 3D scanners.