Preservando y recreando los soportes de latón de una estantería de Illinois del siglo XIX con Artec Space Spider

24/12/2020

Por Loretta Marie Perera

Se abrieron nuevas puertas para los Colegios Comunitarios del Este de Iowa en Davenport, cuando incluyeron la Fabricación de Aditivos en uno de sus programas. Aparecía ante ellos una nueva forma de trabajar.

“En el programa que imparto, nos centramos en proveer a las industrias locales con técnicos de modelaje de nivel inicial o superior. Nuestro programa ha cambiado recientemente para incluir la fabricación por aditivos", dice Brad McConnell, Instructor de Modelado Sólido/Fabricación por Aditivos.

Uno de los estantes recreados, fiel al original

“Una de las destrezas técnicas que enfatizamos en nuestra área de aditivos es el escaneo 3D ” -explica. “Cogemos los objetos o partes, los escaneamos, y luego creamos piezas por aditivos a partir de los escaneos”.

Si bien McConnell señaló que la fabricación por aditivos se conoce generalmente por la creación de prototipos y la producción de series reducidas, considera que tiene muchos más usos, desde el arte hasta los artículos de consumo personalizados y la conservación de objetos. Uno de estos usos surgió cuando él y su equipo tuvieron que conservar una pieza de valor incalculable de una antigua estantería que estaba a punto de desaparecer para siempre.

La pieza en cuestión es una pieza de latón ornamentada de un estante de biblioteca del siglo XIX, de la época de la Fundación Carnegie. "En Geneseo, Illinois, en la década de 1850, la ciudad recibió fondos para construir una biblioteca municipal", explica McConnell, refiriéndose a la biblioteca original  la que se crearon las piezas por primera vez. "Hace varios años el pueblo construyó una nueva biblioteca, pero quería poner algunas estanterías para la recaudación de fondos utilizando partes de las estanterías que habían permanecido en la antigua biblioteca".

“De todas las viejas piezas de latón ornamentadas de las estanterías originales de la biblioteca, sólo quedaba una".

Las piezas originales fueron fabricadas por Carnegie Manufacturing a finales de 1800.

Con su nuevo módulo de Fabricación por Aditivos en la universidad, McConnell y sus estudiantes estaban bien equipados para hallar la solución. Para completar con éxito estos trabajos, había que tener una precisión y una atención máxima en los detalles. ¿El escáner que eligieron? Artec Space Spider.

Un escáner 3D de alta resolución con tecnología de luz azul, Space Spider es perfecto para capturar objetos pequeños y detalles finos de objetos más grandes. Ofreciendo alta precisión y un color espectacular, Space Spider obtiene geometrías complejas, bordes afilados y piezas que normalmente son difíciles de capturar. Desde el oído humano hasta repuestos industriales, Space Spider es una excelente solución de escaneo, utilizada individualmente o en combinación con otros escáneres Artec 3D.

“Mis estudiantes y yo pudimos escanear el soporte de latón para tener al menos un archivo digital del mismo" - dice McConnell. "Escaneamos tanto eso como otro artículo usado para los estantes, y luego imprimimos varios.”

Una nueva pieza recién impresa, lista para su limpieza (izquierda). El soporte de latón original (centro). Una nueva pieza puesta a punto, después de la impresión en 3D en una impresora SLA (derecha).

Para capturar datos de escaneo altamente precisos y exactos primero hizo falta un poco de prueba y error por parte de McConnell y su equipo. "Me di cuenta de que aumentar la iluminación y la sensibilidad mejoraba el escaneo" -dice-. "Después de poner la sensibilidad a un nivel bastante bajo y aumentar el nivel de luz, los escaneos eran más precisos. También descubrí que conseguir sólo dos escaneos grandes y precisos era mejor que varios escaneos, siendo además más fáciles de alinear".

Tras ser alineados y procesados en Artec Studio, las piezas digitalmente conservadas se imprimieron en máquinas SLA y FFF.

Con la pieza escaneada e impresa para varios usos como su preservación, recaudación de fondos, y para contribuir a la historia de la biblioteca original, el equipo espera crear moldes de arena de las versiones impresas en 3D con la intención de dar vida a unas cuantas piezas valiosas hechas de latón o bronce, o para alternativas económicas de acero o hierro.

“Hasta ahora hemos recreado aproximadamente 200 de los estantes sin costo alguno para la biblioteca, los cuales se han vendido a 40 dólares cada uno" - nos cuenta McConnel.

Una estantería recién construida hecha con modelos 3D de las piezas originales

Con este proyecto, McConnell y sus estudiantes encontraron una solución que antes resultaba imposible. "Los métodos tradicionales eran las típicas herramientas de medición de los talleres: Micrómetros, escalas, calibradores, etc". “Space Spider nos ha permitido medir partes con formas orgánicas que eran difíciles o imposibles de medir antes.”

Y esto es sólo el principio. “Nos han pedido que realicemos una exhibición de impresión 3D en la biblioteca local,” nos cuenta McConnell, que también trabaja en escuelas de secundaria y preparatorias locales. “Todo el pueblo está involucrado”.